El día 10 de octubre de 2019, en el marco de las movilizaciones estudiantiles que se convocaron de manera pacífica en todo el país, las autoridades policiales respondieron de manera desproporcional, arbitraria y en algunos casos ilegal en los operativos desarrollados en las ciudades de Bogotá, Medellín, Cali, Bucaramanga, Ibagué y Tunja. Producto de esas intervenciones desmedidas, la Campaña Defender la Libertad: asunto de todas registra un saldo de 89 detenciones, de las cuales se presume que 2 fueron con fines de judicialización; además hubo por lo menos 25 personas heridas.

Hechos en Bogotá:

1. La movilización estudiantil se desarrolló en su mayoría de manera pacífica. Sin embargo, durante la concentración en la Plaza de Bolívar se presentaron hechos violentos por parte de algunas personas allí presentes, lo que motivó la intervención del ESMAD.

2. Pese a que el ESMAD ya había logrado la disolución de los hechos violentos, su actuación se dirigió de manera generalizada hacia todas las personas que se encontraban en el centro de la ciudad, incluso contra no manifestantes y defensores de derechos humanos. La policía obligó a las personas que se encontraban en el centro de la ciudad a evacuar hacia las zonas de mayor riesgo, poniendo en riesgo su vida e integridad.

3. Una vez más se cometieron privaciones ilegales de la libertad. De las 61 personas detenidas en Bogotá bajo la figura de traslado por protección, se constató que en ningún caso se cumplió con el procedimiento que establece el artículo 155 de la Ley 1801: Código Nacional de Policía. Las personas no estaban bajo ninguna de las 6 causales que establece la Ley para que se efectúe este traslado. Tampoco se procedió a disponer de su libertad inmediata cuando cesó el supuesto estado de alteración, ni al momento de presentarse sus allegados para asumir la custodia, configurándose una violación al parágrafo 2 del artículo 155 de la mencionada ley. Además, varios de estos detenidos eran transeúntes y habitantes de la zona que fueron privados de su libertad por caminar en la zona de los hechos, sin que existiera una debida identificación para proceder con su detención. Nuevamente, se recurre a detenciones masivas y generalizadas para amedrentar no solo a estudiantes sino a la población en general.

4. Por otra parte, se presentaron por lo menos 12 heridos, de los cuales 2 son defensores de derechos humanos. Uno de los heridos sufrió graves lesiones en su ojo que lo obligaron a ser llevado a un hospital. Estas agresiones ocurrieron por el uso indebido de las armas de letalidad reducida, las cuales fueron lanzadas directamente a los rostros de las personas poniendo en riesgo su integridad física. Asimismo, se presentaron agresiones físicas y verbales durante los procedimientos de detención y traslado.

5. Finalmente, se impidió el contacto de los estudiantes detenidos en la Estación de Policía de la Candelaria con sus allegados y abogados de confianza, vulnerando una de las principales garantías del derecho fundamental al debido proceso, el derecho a la defensa; y argumentando que se necesitaba de un poder por parte de los detenidos para permitir el dialogo con los abogados, cuando éste solo se podría otorgar una vez estos pudieran ingresar.

Hechos en Tunja:

1. Sobre la 1:15pm, una vez finalizada la marcha, los estudiantes se agruparon frente al campus universitario. Pese a estar en una concentración pacífica, entre 50 y 100 agentes de policía ingresaron disparando gases y granadas aturdidoras, sin atención a que en la zona se encontraban niños y personas no involucradas en la manifestación. Producto de esta actuación 4 estudiantes resultaron heridos y 20 detenidos.

Hechos en Medellín:

1. Siendo las 3:30 pm la marcha estudiantil es intervenida de forma violenta por parte del ESMAD, sin motivo alguno, pues en ese momento los estudiantes se encontraban ingresando a la sede de la Universidad de Antioquia. Producto de esta intervención 6 estudiantes resultaron heridos.

2. Posteriormente, el ESMAD lanza gases lacrimógenos, granadas de aturdimiento y otro tipo de armas de manera directa al cuerpo de las personas.

3. Se presentaron 2 detenciones, las cuales no cumplieron a cabalidad con los procedimientos establecidos por la ley. De igual forma, se impidió el derecho a la defensa de manera oportuna.

Hechos en Bucaramanga:

1. Se desarrolló una movilización pacífica, sin embargo, al finalizar la misma, el ESMAD intervino de manera indiscriminada, haciendo lanzamientos de armas de letalidad reducida de manera contraria a lo que dispone su protocolo Producto de esta situación, se presentaron 3 estudiantes heridos y 2 detenidos.

Hechos en Cali:

1. En el marco de las movilizaciones estudiantiles, el ESMAD interviene de manera violenta un plantón pacífico a las afueras de la Universidad del Valle. Al interior del centro educativo se encontraba un grupo de niños y adolescentes miembros de la escuela de futbol de Cali, los cuales se vieron afectados por los gases.

2. Producto de la intervención, 15 personas resultaron heridas y un menor de edad fue detenido.

Hechos en Ibagué:

1. Al finalizar las movilizaciones, estudiantes que regresaban a la Universidad del Tolima fueron agredidos de manera violenta por parte del ESMAD. Como resultado de esta intervención, 5 estudiantes fueron detenidos y posteriormente puestos en libertad por no encontrarse involucrados en ningún hecho que ameritara su traslado.

2. El ESMAD sitió los alrededores de la Universidad y utilizó gases lacrimógenos con estudiantes que no tenían posibilidad de evacuar el lugar.

Estos hechos ocurridos el día de ayer demuestran la sistematicidad en el accionar violento del ESMAD contra los estudiantes y defensores de derechos humanos. Durante las últimas semanas, han impedido ejercer con tranquilidad el derecho a la protesta social, dispersando las movilizaciones sin justificación legítima o legal.

Por otra parte, se evidencia la práctica de realizar detenciones masivas y generalizadas. Hemos evidenciado que más del 96% de las detenciones efectuadas el día de ayer se dieron sin justa causa. Algunas de las personas detenidas eran transeúntes o ciudadanos/as que ni siquiera se encontraban en los hechos que la policía alegaba. Lo anterior viola lo establecido por el Código de Policía y el Código Penal. Los funcionarios públicos que cometen estas prácticas incurren en el delito de privación ilegal de la libertad consagrado en el artículo 174 de la Ley 599 del 2000.

Hacemos un llamado urgente a la Fiscalía General de la Nación y a la Procuraduría General de la Nación para que investiguen de manera preferente e imparcial las conductas que evidencian un uso arbitrario del poder y privaciones ilegales de la libertad por parte de los miembros de la Policía Nacional, en particular de la división del ESMAD. De igual manera, instamos a las autoridades de que se abstengan de realizar detenciones sin justificación y que actúen en concordancia con el Protocolo de actuación descrito en el Decreto 563 de 2015 (para el caso de Bogotá) y la Resolución 1190 de 2018, dado que es deber de éstas garantizar el ejercicio del derecho a la protesta social y de la libre locomoción.

Finalmente, alertamos a la comunidad nacional e internacional el riesgo al que hemos sido sometidos como defensores/as de derechos humanos por parte de la Policía Nacional. Las agresiones físicas y verbales que se presentaron durante los acompañamientos que las Comisiones de Verificación e Intervención de la Campaña Defender la Libertad: asunto de todas hicimos durante la movilización, ponen en riesgo no solo nuestra integridad sino nuestro derecho/deber a defender los derechos humanos y va en contravía de la Declaración sobre los defensores de los derechos humanos promulgada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1998.

La Campaña Defender la Libertad: asunto de todas es una red de organizaciones contra la detención arbitraria, persecución judicial y criminalización de la protesta social en Colombia. En ese contexto, también sistematiza, compila y denuncia a nivel nacional e internacional las distintas modalidades de represión y uso abusivo de la Fuerza Pública. Agradecemos que toda información que se tenga sobre detenciones y personas heridas o desaparecidas en el contexto de la protesta social pueda ser enviada al correo: libertadasuntodetodxs@gmail.com.