Desde la Campaña Defender la Libertad un Asunto de todas, denunciamos ante la comunidad nacional e internacional, los hechos de abuso de autoridad y agresión que agentes de la Policía Nacional adscritos al Centro de Atención Inmediata -CAI- de Manzanares El Pinal, en contra de integrantes de la comunidad del barrio Enciso Los Mangos en la Comuna 8 de la ciudad de Medellín, en los que un joven fue herido en su ojo derecho por el disparo arbitrario e indiscriminado propiciado por los policiales.

HECHOS

1. el día 10 de mayo, a las 7:30 se encontraban 5 personas reunidas en la calle 57C con carrera 22-65B a las afueras de una residencia, quienes conversaban tras celebrar del día de la madre.

2. Al lugar llegaron 3 patrullas de policía, iniciando inmediatamente los insultos de todos los policiales en contra de las personas: “¡Pa dentro pa dentro!”, “¡Hágale pues gordo hijueputa!”.

3. De manera simultánea, sin ninguna razón justificable, una patrullera empezó a dispararles indiscriminadamente con una marcadora de paint ball.

4. Producto de los disparos, resultó lesionado a Jhonatan Armando Ruíz Gómez en el cuerpo y con una lesión grave en su ojo derecho.

5. Las personas agredidas se dirigieron al CAI de Manzanares El Pinal, donde la patrullera fue llamada por el comandante de la Estación, negándose la agresora a hacer presencia.

6. Ante la sugerencia de sus acompañantes y el mando del CAI, Jhonatan se dirigió hacia la clínica CES, donde se le practicaron algunos lavados en el ojo afectado y se le dijo que regresara al día siguiente para recibir atención especializada.

7. Jhonatan y sus acompañantes retornaron al CAI de Manzanares El Pinal a reclamar por lo sucedido. En esa ocasión la patrullera hizo presencia y pidió disculpas por los hechos, excusándose en supuestos disturbios presentados anteriormente en la zona.

8. Pobladores de la comuna 8 aducen que ese tipo de disparos son una práctica recurrente en el sector de parte de los policías, y específicamente de parte de la patrullera agresora.

9. El día 11 EL joven Ruíz Gómez se dirigió nuevamente a la clínica CES el dictamen especializado de la afectación que sufrió en el ojo; el médico encargado le informó que muy posiblemente perderá la visión ante la gravedad del impacto recibido.

EXIGIMOS

1. A la alcaldía de Medellín, al comandante de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, que se responsabilicen por la mala intervención de la situación anteriormente expuesta y por la vulneración a la integridad física y psicológica que esto pueda acarrear a las personas involucradas.

2. A la Fiscalía y a la Procuraduría General de la Nación que investigue los hechos relacionados y se adelanten las acciones que permitan identificar, individualizar y sancionar a los policiales responsables de los actos arbitrarios en que incurrieron.